De cal y de arena por expresiones de AGP

La invitación que hizo el gobernador Alejandro García Padilla a las casas acreditadoras para que, si quieren gobernar a Puerto Rico se postulen en las próximas elecciones, hizo eco en la Isla y en la cobertura sobre temas económicos en Estados Unidos.

García Padilla arremetió el martes contra las casas acreditadoras Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch por entender que han sido injustas con Puerto Rico.

Recientemente estas clasificadoras bajaron a perspectiva negativa los bonos del Sistema de Retiro debido a su déficit actuarial. El Primer Ejecutivo citó la conocida canción de la banda mexicana de rock Maná y dijo “lo que piensen de mí, me vale”, en referencia a las acreditadoras.

Para Cate Long, columnista especializada en mercado de bonos municipales de la agencia internacional de noticias Reuters, es “excepcionalmente raro que cualquier funcionario municipal critique públicamente las agencias de calificación”. Long, quien cobró notoriedad en Puerto Rico el pasado año tras analizar como desfavorables algunas de las políticas económicas del entonces gobernador Luis Fortuño, dijo en su blog que “García Padilla sabe en su corazón que las agencias de calificación dirigen el destino de su nación tanto como él lo hace”.

“Cuando leí por primera vez estos comentarios, me hizo pensar que García Padilla quizás arremetió adelantándose a una degradación como un ataque preventivo”, opinó la especialista en mercados de bonos cuyo blog se titula Muniland. “Muchos maestros ordenan y en tiempos difíciles todos deben trabajar juntos”, agregó Long, en referencia a la situación que enfrenta la clasificación crediticia de Puerto Rico.

En tanto, el economista Jaime Benson catalogó las declaraciones del Gobernador como “desafiantes” y “destempladas”. “El problema es que estamos en una situación delicada y las declaraciones del Gobernador no contribuyen a evitar la posibilidad de una degradación sino por el contrario”, sentenció Benson.

Sin embargo, para el economista Elías Gutiérrez, las palabras del Gobernador no deben tener mayores consecuencias, basado en que los analistas de riesgos de mercado, a la hora de sus evaluaciones, toman en consideración números estadísticos reales y no puntos de vista u opiniones de un funcionario público, independientemente sea el Primer Ejecutivo.

Sin embargo, una persona en ese cargo debe tener control de sus expresiones. “A los analistas no creo que tampoco les importe la impresión del Gobernador, pero sí hay que tener cierto control de las expresiones que se puedan emitir, máxime cuando se trata del Gobernador de Puerto Rico”, concluyó el economista.

Afirmó en una entrevista radial en NotiUno 630 AM, que la preocupación debería ser la percepción que se tenga en el exterior del Gobernador, que es el principal funcionario del País.

Gutiérrez agregó que los continuos cambios de lo que se le presenta a las casas acreditadoras y lo que finalmente se aprueba en el País “es lo que verdaderamente está lacerando la credibilidad de la Isla”.

Para el economista Gustavo Vélez, el Gobernador “posiblemente pudo ser más cuidadoso, cauteloso”. El economista le adjudicó el exabrupto del Gobernador a “la frustración” y recordó que cuando él estuvo en Fortaleza como asesor del entonces gobernador Aníbal Acevedo Vilá, se sentía “mucha presión”, dijo en entrevista con Carmen Jovet.

EL VOCERO solicitó una reacción a La Fortaleza, pero al cierre de esta edición la misma no se había producido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s